La Caja del Rock utiliza cookies propias y de terceros para poder ofrecer un servicio de mayor calidad y para obtener datos estadísticos. En el caso de que continúe navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

La Caja del Rock

La Caja del Rock

Entrevista a la banda La Última Y Pa Casa

Imagen La Última Y Pa Casa

La Última Y Pa Casa, que hace pocos meses ha lanzado su segundo álbum titulado “Sin Filtro”, se encuentran presentando dicho álbum y trabajando para poder visitar el mayor número de lugares posible. Esperamos que esta entrevista os sirva para conocer mejor a la banda y todo su trabajo.

¿Cómo fueron los inicios de la banda y qué os llevó a escoger La Última Y Pa Casa como nombre?

Nuestros inicios se encuentran en Salamanca, hasta que disolvimos la formación. Fue allí donde formamos la banda y escogimos el nombre. En principio buscábamos un nombre que fuera ameno y familiar. Creo que lo conseguimos porque cuando decimos como nos llamamos a la gente le hace gracia o le recuerda haber dicho algo parecido. En realidad es una frase peligrosa porque la dices, te pides unas cañas, después te lías y luego…a saber. Hace unos años volvimos con este proyecto, esta vez en Zaragoza, sustituyendo César a nuestro anterior batería y añadiendo su experiencia a la hora de grabar y producir (que no es poca).

¿Cómo describís vuestra música y cuáles son vuestras principales influencias?

Tenemos una influencia basada en muchos estilos y grupos. Desde el ska o el reggae hasta el rap, el rock, o el rap mezclado con instrumentos. Esto se debe a que cada miembro trae consigo un bagaje particular, aunque escuchemos estilos parecidos.

Sabemos que las comparaciones son odiosas pero si os tuvieran que comparar con una banda ¿qué comparación consideraríais como un halago?

En alguna ocasión nos dijeron que les recordábamos a Def con Dos (en las letras) y a Banda Jachís (más en la música) Para mi es todo un halago, tanto un grupo como otro.

¿Cuáles son las características más destacadas de cada uno de los integrantes de La Última Y Pa Casa?

El batería es una persona con mucha versatilidad y experiencia musical. El bajista tiene la capacidad de currarse sus líneas de bajo cuando le presentas una canción nueva.
El guitarra y voz es un poco alcohólico pero hace la mayor parte de las letras. Pero es un poco alcohólico.

Recientemente habéis presentado vuestro segundo álbum titulado “Sin Filtro” ¿Cuáles son las principales diferencias con respecto a vuestro primer álbum “Jurando en Hebreo”?

Bueno, hay mejor sonido porque se gastó más tiempo en la producción. Hemos sido más atrevidos porque hemos hecho canciones como Vietnam o Monkey System que mezclaban ritmos lentos o rapeados, algo que rompía nuestra tendencia de acelerar cualquier ritmo. Además, en la parte lírica, nos hemos metido con temas que giraban en torno a lo que está ocurriendo de una manera más clara que en la anterior.

¿Cómo está funcionando “Sin Filtro” de cara a público y crítica? ¿Estáis satisfechos del resultado final?

Estamos muy contentos del resultado. Escuchamos Sin Filtro, miramos hacia atrás, y vemos que el esfuerzo invertido y la experiencia se empiezan a notar. En general, la gente que lo escucha nos ha dado buenas opiniones. Incluso alguien nos ha pedido el formato físico. En este sentido estamos satisfechos, pero queremos seguir moviéndolo porque queda mucho público al que llegar.

¿Habrá gira para presentar “Sin Filtro” en directo por toda la península?

La idea es movernos por donde podamos. Estamos mirando para tocar en Madrid y Valencia. Queremos tocar donde nos dejen, cuantos más sitios mejor.

¿Cuáles son los temas que más os motivan para componer las letras de vuestras canciones? ¿Cuál es el lema de la banda?

No tenemos un lema explícito. Supongo que el “hazlo tú mismo” que inspiró los inicios del movimiento punk podría ser una especie de premisa. Así nos hemos movido hasta ahora.
Las letras de los temas giran en torno a la crítica y la ironía. Cualquier cosa que ocurra, que nos alegre o nos cabree, que nos produzca asco o simpatía, puede acabar convirtiéndose en una canción. En el caso de “Los sudarios no tienen bolsillos”, este tema se basa en un libro que lleva por título el mismo nombre. Los libros pueden ser una motivación para hacer canciones.

¿Para vosotros qué es lo más duro del mundo de la música actual?

Ver tanto popero y gafapasta suelto es algo desconcertante. No tienen conciencia de nada pero ahí están, acaparando medios de comunicación y lloriqueando a sus exligues. Y lo duro es que creen que son algo cultural cuando en realidad son algo superficial y plastificado. También está la cuestión de la SGAE y su mafia, pero el mundo de la música lleva cambiando un tiempo y ahora hay otros canales para poder moverse.
Respecto a la dureza de viajar o ensayar…aún no nos hemos cansado así que no es nada duro.

¿Cuáles son los aspectos que más valora la banda a la hora de considerar si un concierto ha sido un éxito?

Te diría que la cantidad de gente que vaya, pero más bien es la actitud del público: si no están muy paraos, si reaccionan ante las barbaridades que decimos, etc. Cuando terminas de tocar y estás por la barra tomandote algo a veces se acercan y te dicen “oye me ha gustado más de lo que esperaba” o “tal canción me ha parecido esto y lo otro”. Creo que el éxito del concierto depende un poco de todo esto.

Aún no contáis con ningún videoclip oficial ¿Es uno de vuestros objetivos para este recién comenzado 2015?

Es un objetivo del que ya hemos hablado en más de una ocasión. Alguna idea hay. Pero no puedo asegurar que sea para el 2015, aunque sería cojonudo.

¿Cuáles son los principales objetivos que la banda espera cumplir en el futuro?

El objetivo más inmediato es seguir trabajando y sacando temas. Es lo que nos gusta y nos mueve. Y también está la cuestión de poder salir más y visitar más ciudades para tocar. Cuanta más gente pueda escucharnos, mejor.

MÁS ENTREVISTAS