La Caja del Rock utiliza cookies propias y de terceros para poder ofrecer un servicio de mayor calidad y para obtener datos estadísticos. En el caso de que continúe navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

La Caja del Rock

La Caja del Rock
MENU

Entrevista a la banda Psychosound

Imagen Psychosound

Actualmente en el panorama emergente de la música nacional se pueden encontrar muchas bandas con un gran talento tanto a nivel compositivo como musical y, gracias al trabajo de gente como On Fire Rock Promo dichas bandas pueden llegar a un público mayor. Una de esas bandas es Psychosound que es una buena muestra de ese talento del que os hablamos y cuyo álbum debut titulado “Internal Clock” se ha convertido en un éxito de crítica y, también, poco a poco está consiguiendo apasionar al público con su apuesta musical.

¿Por qué motivos decidisteis llamar a la banda Psychosound? ¿Dicho nombre tiene alguna relación con el tipo de música que practicáis?

Realmente decidimos llamar así a la banda porque fue el nombre que más nos gustó como sonaba, dentro de las múltiples ideas que tuvimos. Así que no lo hicimos tanto pensando en que su significado se asociase a la música que hacemos, pero, puede llegar a tener alguna relación con esta.

¿Cómo tomasteis la decisión de crear una banda de música instrumental?

La decisión surgió de la idea de dar más importancia a lo que suele haber detrás de la voz, ya que en la mayoría de los casos la gente tiende a fijarse únicamente en lo que esta hace, y eso era lo que queríamos cambiar nosotros, convirtiendo nuestros instrumentos en la voz principal, sin necesidad de cantante.

¿Cuáles son las principales diferencias entre Psychosound y otras bandas de las que habéis formado parte?

La primera el hecho de ser instrumental, y bueno, que en este proyecto estamos poniendo todo de nuestra parte, que en proyectos anteriores no todo el mundo ponía las ganas ni la seriedad necesarias para sacarlos adelante.

Parece ser que os llevó un poco de tiempo completar la formación de la banda ¿Cómo encontrasteis a Ana Marin? ¿Cómo fueron esos tiempos en los que trabajasteis sin ella?

Si… llevó algo de tiempo,¡ pero menos del que esperábamos!
Encontrar bajista por esta zona es algo casi imposible, porque aún habiendo bajistas, no sabes donde se meten o ya están en muchos proyectos.
Desde Facebook hicimos una publicación anunciando que necesitábamos bajista, por si a alguien le interesaba, y al poco tiempo Ana contactó con nosotros, hicimos una prueba con ella, y hecho.
En el tiempo que estuvimos sin ella, estuvimos trabajando las líneas de bajo nosotros, siendo así que grabamos el bajo del EP sin bajista e incluso dimos un concierto con el bajo pregrabado. Y si no hubiese llegado Ana, seguramente seguiríamos estancados en la búsqueda. Así que ¡Gracias Ana!

¿Cuáles son las emociones que buscáis transmitir o hacer aflorar con vuestra música?

Depende mucho de la canción, e incluso de momentos dentro de cada canción…pues las hacemos con las emociones que tenemos en ese instante, por lo que son muchas y muy diferentes las sensaciones que intentamos transmitir. Pero, realmente creemos que a cada persona le podrá transmitir algo distinto ,ya que al no tener una letra, quedan las canciones abiertas a la interpretación de cada uno.

¿Por qué motivos habéis decidido titular a vuestro primer trabajo “Internal Clock”?

En parte porque nos gustó como sonaba (risas), pero principalmente porque queríamos transmitir que hay que aprovechar el tiempo. Que aunque tú pares tu tiempo y no hagas nada, este va a seguir, sin esperarte. Por lo que ,es como si tuviésemos un reloj interno en nosotros, que te marca el tiempo que tienes, y en tu mano queda el aprovecharlo o no.

Desde la formación de la banda hasta el lanzamiento de “Internal Clock” pasa poco tiempo ¿ya habíais compuesto alguno de sus temas o parte de ellos?

Si, teníamos todos los temas compuestos de un previo proyecto instrumental que no duró mucho. De hecho, cuando grabamos ‘’Internal Clock’’ no sabíamos ni cuál iba a ser el nombre de la banda ni nada, así que realmente, se formó primero el EP que la banda.

Durante el proceso de grabación de “Internal Clock” Ana Marín aun no formaba parte de la banda ¿Cómo fue dicha grabación siendo solamente dos músicos? ¿Cuáles fueron las principales complicaciones?

Por suerte no hubo complicaciones de ningún tipo, ya que como no somos bajistas, nos preparamos muy bien lo que íbamos a grabar cada uno con el bajo para que no se notase que no es nuestro instrumento. Así que la grabación fue bastante rápida, y parece que conseguimos el objetivo.

¿Qué es lo que más os ha sorprendido de todas las críticas que habéis recibido de “Internal Clock”?

Siempre es una alegría que a la gente le guste lo que haces, y por el momento la mayoría de las críticas recibidas son muy buenas. Lo que más nos ha sorprendido ha sido que la gente que nos decía que con voz nuestra música ganaría mucho, luego se arrepiente; y cada vez encontramos menos gente que nos diga eso, así que ya se ven señales de que se empieza a asimilar este tipo de música.

¿Cuáles son vuestros medios de inspiración y cómo es el proceso de composición de cada uno de vuestros temas?

Para nosotros cualquier cosa puede ser medio de inspiración, por ejemplo, tenemos una canción cuya inspiración inicial vino de los garbanzos del cocido
. El proceso es muy variable, ya que no siempre hacemos todo de la misma manera , pero principalmente alguno de los tres tiene una idea principal, y a partir de ahí o improvisamos a ver qué sale o vamos añadiendo más ideas que tengamos guardadas.

Dentro de la música instrumental ¿cuáles son vuestros temas de referencia?

Es muy difícil elegir unos temas de referencia comunes, ya que los tres tenemos gustos muy variados, pero The Aristocrats nos gustan mucho. Y bueno, canciones de Andy Timmons pueden valer como referencia tanto si haces música instrumental como si no.

¿Cómo seleccionáis y cuál es la relación que existe entre el título y la música de cada uno de los temas que componen “Internal Clock”?

Es una relación muy directa en la mayoría de los casos, ya que el título indica algo de la canción. Esto ocurre en D-End , donde decidimos poner la D- para indicar que la canción está en la tonalidad de Re menor, y aprovechamos para hacer un juego de palabras metiendo End. En Falling buscamos una palabra que empezase por Fa, y en Enigma Valley, The Winter Line y Cosmic Wind buscamos palabras aleatoriamente y las unimos, quedando estos resultados. Con el título de Arriving(A.Y.) es distinto, ya que pedimos al público que nos dijese propuestas para nombrar la canción, ya que era de las nuevas y no teníamos un nombre para ella. Nos dijeron Arriving, y el (A.Y.) también nos lo dijeron, pero, lo dejamos en siglas para que fuese un misterio, y por ahora lo seguirá siendo.

Hasta el momento ya habéis ofrecido algunos conciertos para presentar vuestro trabajo en directo ¿qué es lo que más destacáis de esta experiencia?

Lo que más destacamos de esta experiencia es ver que a la gente le está gustando mucho lo que hacemos, y eso siempre es una gran motivación para seguir avanzando y conseguir llegar a más gente.

¿Qué importancia y qué aspectos positivos ha tenido para vosotros el hecho de pasar a formar parte de la familia On Fire Rock Promo?

Muchísima importancia, y todos los aspectos han sido positivos. Estamos creciendo enormemente en todos los aspectos. Ojalá hubiese más como On Fire, que forman parte de cada una de las bandas de su familia, y luchan al máximo para que estas lleguen lo más alto posible. Demasiada gente debería tomar ejemplo. Y, nosotros estamos encantados de poder formar parte de esta familia.

¿Cuáles son vuestros objetivos a cumplir tanto a corto como a largo plazo?

Nuestro objetivo principal tanto a corto como a largo plazo es llegar al mayor número de gente posible con nuestra música, y que esta sea de su agrado. Así que seguiremos trabajando duro para que nuestra música llegue a todos los rincones y sea recibida con los brazos y oídos bien abiertos.

MÁS ENTREVISTAS