La Caja del Rock utiliza cookies propias y de terceros para poder ofrecer un servicio de mayor calidad y para obtener datos estadísticos. En el caso de que continúe navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

La Caja del Rock

La Caja del Rock
MENU

Entrevista a The Rare Sound Machine

Imagen The Rare Sound Machine

Después de una temporada de parón obligado, The Rare Sound Machine, vuelven con más fuerza que nunca con un nuevo EP titulado “Music For The Masses” formado por tres temas donde podemos observar la evolución de sus nuevas composiciones. A continuación Álvaro contesta a algunas preguntas sobre la trayectoria de la banda y de las novedades de su nuevo EP, sin pasar por alto esos años de parón obligado.

¿Cuáles fueron los motivos que os llevaron a formar una banda de música instrumental y por qué decidisteis llamarla The Rare Sound Machine?

Álvaro: En su momento tuvimos cantante. Jorge y yo llevamos casi 20 años tocando juntos y con Karim más de 10. Pasamos por tres formaciones antes de que naciera TRSM y todas ellas tuvieron cantante (¡¡en las dos primeras era yo quien cantaba!!). Pero llegó un momento en el que tener cantante (uno bueno, que aportase a la banda de verdad) se hizo muy complicado… Empezamos a ensayar sin cantante y acabamos descubriendo que teníamos mucha más libertad compositiva y musical siendo instrumentales. Ahora, hemos llegado a un punto de libertad a la hora de hacer lo que queremos que creemos que un cantante nos limitaría más que lo que nos pudiera aportar.

Una de vuestras señas de identidad es la forma en la que creáis y estructuráis vuestros temas. ¿Podéis explicarnos como es el sistema que lleváis a cabo para componer cada uno de vuestros temas?

Álvaro: Componemos siempre “hacia adelante”. Es decir, cogemos un rifa (de Jorge o mío, lo mismo da) y nos ponemos a pensar “y después de esto ¿qué?” y buscamos otro. Mucho “ensayo y error”. Lo bueno es que después de llevar tanto tiempo juntos ya nos conocemos y sabemos por donde va a tirar cada uno. Nuestros ensayos son jams a todo volumen en las que nos ponemos a pajarear y a veces sale algo que nos gusta y lo convertimos en un tema.
Recientemente hemos comenzado a grabar lo que hacemos, lo escuchamos y tratados de darle algo más de sentido que lo que hacíamos antes. Pero la esencia de componer tocando no la hemos perdido.
Otras veces traigo yo cosas compuestas de casa, pero siempre llega Karim y lo cambia todo… así que cada vez damos más peso a la composición en grupo que a las ideas personales.

Imaginamos que necesitáis bastante tiempo para la creación de cada uno de vuestros temas pero ¿cuáles son las sensaciones que pretendéis transmitir con vuestra música?

Álvaro: más que sensaciones lo que tratamos de transmitir es un tipo de sonido. Pocas veces vamos con una sensación preconcebida que queramos llevar el tema. Lo que sí que buscamos habitualmente es generar un sonido gordo, compacto, que aturda... por eso somos una banda principalmente directo que sorprende mucho a la gente cuando nos ven los conciertos que siendo solo 3 podemos generar la cantidad de ruido que generamos.

Hace algunos años tuvisteis que tomar la dura decisión de parar por algún tiempo. ¿Cuáles fueron los motivos que os llevaron a tomar dicha decisión y cómo han sido esos años para cada uno de los componentes de The Rare Sound Machine?

Álvaro: fue por motivos económicos. La crisis nos pegó de lleno, sobre todo a uno de nosotros que tuvo que dejar Madrid para poder buscarse la vida en otra comunidad.
Sinceramente nos vino bastante bien el parón: justo hasta ese parón veníamos de una vorágine de conciertos que estaba llegando a cansar no es bastante. Éramos los teloneros oficiales de cualquiera que tocas en la Comunidad de Madrid. Y eso junto a los problemas de trabajo que estábamos empezando a tener alguno comenzó a hacer bastante mella en nuestro físico. Durante el paro nos echamos mucho de menos, tanto en lo personal como en lo musical, pero nos vino bastante bien para refrescarnos y volver con otro enfoque.

Un aspecto que nos ha llamado bastante la atención es que varias de las formaciones con las que habéis compartido tarima ya se han disuelto, lo que demuestra las dificultades existentes en el mundo de la música pero desde vuestro punto de vista ¿cuáles son las claves para conseguir crecer o mantenerse en el panorama de música emergente español?

Álvaro: una cosa es crecer y otra mantenerse. Para mantenerse simplemente tiene que apetecerte lo que haces y que esté dentro de tus prioridades personales y de ocio. El tema de crecer es algo totalmente distinto. Para crecer sin duda tienes que pasar por el aro.

Si finalmente The Rare Sound Machine no hubiera podido volver ¿cómo os gustaría que hubiera sido recordada vuestra música y en qué fase se habría quedado vuestro proyecto musical?

Álvaro: yo personalmente nunca me he parado a pensar en como quisiera que se me recordase, pero hace relativamente poco vi la biografía de un grupo que se llama Anvil y me sentí súper identificado con ellos.

Ahora que estáis de vuelta y después de ese tiempo de parón ¿cuáles son vuestros objetivos y desafíos a cumplir en esta nueva etapa?

Álvaro: barcos y putas.

Recientemente habéis publicado vuestro nuevo EP titulado “Music For The Masses”. ¿Cuáles son los principales cambios o novedades que presenta este EP con respecto a vuestros trabajos anteriores?

Álvaro: yo creo que en los 3 temas de este EP se refleja bastante el grado de madurez que hemos alcanzado y adquirido después del parón. Son temas mucho más orientados a la coherencia musical cómo grupo que al virtuosismo de cada uno de nosotros mucho más serenos y mucho más tranquilos y mucho más orientado a pasarlo bien tocando los en directo.
También tienen un componente qué prima bastante más de lo que lo hacía antes: son temas brutos, clásicos, rockeros, mucho más directos sin perder el componente progresivo que llevamos en las venas.

Nos ha llamado la atención los títulos de algunos de vuestros temas por lo que nos gustaría saber cómo seleccionáis el título para vuestras composiciones y qué relación tienen con la música que tocáis.

Álvaro: creo que la gente no es consciente de lo extremadamente complicado que es ponerle título a un tema instrumental y creo que no se nos valora lo suficiente por este punto. Por lo general, nuestro temas se llaman “la nueva”, “la nueva 2”, “la de tupa tutupá”… y solo cuando están muy avanzados (incluso a punto de publicarse) es cuando concretamos el nombre.
Hay títulos obvios que significan lo que significan (el “Temazo” del EP “Beauty Machines” simplemente es un temazo o Jorge’s que es un tema de Jorge) y otros que son juegos de palabras a las que nos recuerdan partes del tema (“Prog Petrukan” es un tema progresivo que nos recuerda tanto a Petrucci como a Kansas, “Paramoed Zepp” nos recuerda a El Paramo y a los Zeppeling).
Del “Music For The Masses”, “Noix de Cajou” es anacardo en francés, “Stonaco Minamata” es un tema muy Stoner que compusimos en un momento en que, coincidencia temporal, yo me enteré del desastre de Minamata (Japón) y el “Ander over the Toundra” es un tema que compusimos estando Ander (guitarrista de Jardín de la Croix) en nuestro local y dijo que tenía un pasaje que le recordaba a un tema de Toundra.
Tampoco es que nos rompamos demasiado la cabeza.

El éxito obtenido en algunos concursos os llevó a autoproducir vuestro primer EP titulado “Beauty Machines”. ¿Qué importancia tuvo para vuestra carrera obtener dicho éxito en concursos y conciertos y qué habría sido de The Rare Sound Machine si no hubiera cosechado esos éxitos?

Álvaro: ojo, por ganar el concurso de Gruta 77, grabamos el EP que vamos a sacar en diciembre que se llama “upcoming next fall”.
Creo que la vida tampoco nos ha cambiado demasiado por los concursos que hemos ganado.
En el Gruta tocábamos cada mes, y llegó un punto en que nos quedamos sin canciones que tocar en el concurso y nos propusimos sacar un tema nuevo a cada ronda que íbamos pasando del concurso. Le acabamos cogiendo un cariño tanto a la sala como a la gente de la sala que no hubiéramos conocido si no hubiera sido por el concurso. Lo bueno no fue ganarlo, sino poder tocar todo lo que tocamos.
Gracias a ese concurso, grabamos en el mejor (o al menos de los más caros) estudio de Madrid con dos técnicos impresionante (en estudios Reno) justo el día después de que Dover grabase el que en ese momento era su último disco y eso, para una banda underground, es la leche.
Y escuchar nuestros temas en Radio 3… Y que Fender nos regalase una guitarra y un bajo por ser los mejor bajista y guitarrista del Villa de Bilbao… Y una caja de boutique por ser el mejor batería… todo eso mola y nos lo llevamos en la mochila.
Aunque si no lo hubiéramos tenido, estaríamos en el mismo lugar que ahora.

Ahora que habéis vuelto y habéis lanzado un nuevo EP ¿Cuándo será vuestro próximo concierto y cuántos conciertos os gustaría ofrecer lo que resta de 2015 y el próximo 2016?

Álvaro: Propio bolo, el 15 de enero de 2016 celebrando el cumple de Alex Nooirax en Wurlitzer.
¿Otros planes? El 12 de diciembre: publicación del Upcoming next fall para uso y disfrute de las masas.

MÁS ENTREVISTAS